Comparativa Productos
Desplegar/Replegar Menú

Utilidades
Otros

BES pierde 3.577 millones de euros, ¿peligran los depósitos a plazo?
31 de julio del 2014 a las 9:14

La entidad portuguesa Banco Espírito Santo (BES) registró entre enero y junio de 2014 unas pérdidas netas de 3.577 millones de euros. Son unas pérdidas considerablemente más alta que el primer semestre del 2013, que fueron de 237,4 millones de euros.

Según la entidad, estos resultados se debe a “factores de naturaleza excepcional ocurridos durante el actual ejercicio”, y señala, entre otras cuestiones, el aumento de las provisiones en más de 3.500 millones en el último año.

La mayoría de las pérdidas de este último semestre, 3.488 millones de euros, corresponden al periodo que va de abril a junio y, sin extraordinarios, los números rojos durante la primera mitad de 2014 serían de 255,4 millones, según el BES, poco más que en 2013.

Datos de BES España:

En España, la entidad ha registrado en el primer semestre pérdidas de 11,7 millones de euros, estas cifras son algo mejores que el 2013, cuando sufrieron pérdidas de 14,3 millones euros.

¿Riesgo de quiebra?

Recientemente S&P ha bajado 2 veces el rating de la entidad, primero hasta “B+” y después hasta “B-“, es decir, sus bonos son calificados como de “Basura” o de grado “muy especulativo“, y a sólo 1 paso de la categoría de “riesgo de quiebra”.

S&P coloca, además, al banco “bajo vigilancia con implicaciones negativas”, por lo que podría volver a recortar la nota en un futuro próximo.

Moody’s también recortó recientemente la nota de solvencia asignada a los depósitos y la deuda a largo plazo del Banco Espírito Santo (BES) con perspectiva negativa.

En concreto ha rebajado el rating de su:

  • Deuda a largo plazo: 3 escalones , desde Ba3 hasta B3.
  • Depósitos: 2 escalones, desde Ba3 a B2.

Es decir, que considera que la entidad tiene un “alto riesgo de crédito“.

Tengo un depósito en el Banco Espirito Santo, ¿corro riesgos?

Según el Banco de Portugal (BdP), la situación de solvencia de BES es sólida y ha sido significativamente reforzada con el reciente aumento de capital, el Banco de Portugal ha adoptado una serie de medidas para evitar riesgos de contagio para el banco desde el brazo no financiero del Grupo Espirito Santo.

¿Es creíble?

Es lo de siempre, todos intentan lanzar un mensaje de tranquilidad para evitar el pánico; lo cierto es que algo está ocurriendo y no está exento de peligro.

¿Dejarán que quiebre?

No lo creemos, antes lo interviene y lo rescatan, pero NO sin coste para sus clientes.

¿Antecedentes?

Lo tenemos que ir a buscar a Chipre, donde el pasado año una de sus principales entidades estuvo en la cuerda floja, afectado a la solvencia del país que estuvo a punto de salirse del Euro.

Ante esta situación, Europa titubeó sobre las medidas a adoptar, pero finalmente se rescató el país, NO sin coste para sus ciudadanos:

  • Hubo un corralito de diferentes niveles que duró más de 1 año.
  • Hubo una quita de los depósitos NO Garantizados por el FGD: se convirtió el 47,5% de los depósitos no cubiertos en acciones del banco intervenido.
  • Los depósitos por debajo de los 100.000 euros no se vieron afectados (lo garantizado por el FGD) por la quita.

¿Se tomó alguna medida para evitar los titubeos?

Sí, la UE fijó una directiva, dentro de lo que llaman la unión bancaria, en la que se establece una orden de prelación en las quitas:

  1. Capital: Cuotas participativas y acciones.
  2. Deuda junior: Participaciones preferentes, deuda subordinada…
  3. Deuda senior y depósitos no garantizados de grandes empresas
  4. Depósitos de más de 100.000 euros que no pertenezcan a pymes o particulares
  5. Depósitos de más de 100.000 euros de pymes y particulares
  6. Cédulas hipotecarias.

Los depósitos de menos de 100.000 euros (garantizados) son intocables. En caso de quiebra, los ahorradores podrán pedir a este fondo la devolución de su depósito de hasta 100.000 euros en un plazo máximo de 7 días laborables.

Lo malo es que aún falta unos años para que entre en vigor estas directivas, pero creemos que si hay que intervenir aplicarán todo o gran parte de esta directiva.

¿Entonces?

Lo más probable es que no dejen quebrar la entidad. Si la situación fuera a peor, es posible que haya un rescate bancario y como mucho un corralito al estilo de Chipre.

Los depósitos cubiertos bajo el FGD estarían a salvo de las quitas, eso sí, se verá afectado por el corralito, si lo hubiera.

NOTA: los depósitos contratados en España en BES también se verá afectado, ya que esta entidad funciona en España como sucursal de BES Portugal y están bajo la tutela del FGD Portugués.

Última actualización: 07 de Diciembre del 2016