Comparativa Productos

Utilidades
Otros

El Cajero Automático Cumple Medio Siglo
01 de julio del 2017 a las 9:30

Para cualquier problema siempre hay una solución. Esto mismo es lo que debió pensar John Sheperd-Barron, el inventor del cajero automático, el momento en el que se le ocurrió el genial invento. Ese mismo día el británico se dirigió a Londres a cobrar un cheque, pero la sucursal bancaria estaba cerrada para cuando llegó. Entonces, frustrado como estaba, pensó en la manera de poder retirar su dinero las 24 horas del día. En ese momento se le ocurrió la idea del cajero automático, basándose en el simple concepto de las máquinas expendedoras.

De esta curiosa efeméride y la primera instalación del primer ATM (las siglas por las que se conocen mundialmente los cajeros automáticos) han pasado 50 años. El primero fue instalado en una sucursal londinense de banco Barclays en la calle Enfield, al norte de Londres. Hoy en día ya hay más de 3 millones en todo el mundo siendo Brasil el país que mayor cantidad tiene, con unos 160.000 y Corea del Sur el que mayor concentración de cajeros tiene por cápita con 278,73 por cada 100.000 habitantes, tal como indican los datos del Banco Mundial.

La irrupción de los ATM seguramente sea uno de los cambios más notables que haya sufrido la banca en toda su historia. Por una parte la actividad bancaria ya no se reducía al horario comercial, sino que ya se podían hacer operaciones las 24 horas del día. Por otra parte, este cambio implicaba una disminución de la actividad en la propia oficina bancaria redundando en una menor necesidad de mano de obra y por consiguiente menores costes.

Otro punto muy importante es la disminución del dinero en efectivo ante la posibilidad de poder retirarlo de manera mucho más fácil. Este hecho se tradujo en un aumento de los depósitos bancarios, una bajada de intereses y por lo tanto la expansión del crédito.  Este hecho se ha visto magnificado por la bajada de precios de los productos financieros como las tarjetas bancarias gratis, por lo que su uso se ha generalizado aún más en los últimos años.

Pocos inventos como éste han transformado tanto la industria bancaria, salvo la que seguramente sea la innovación que liquide el cajero automático. Hablamos por supuesto de Internet. Y es que la aparición de la red de redes y su facilidad para que cualquier persona pueda abrir una página web, por ejemplo con plataformas como esta, está cambiando totalmente el mundo de las transacciones.

Con el nuevo paradigma del comercio online, el número de operaciones en efectivo se está reduciendo drásticamente, lo que afecta de lleno al cajero automático, ya que está totalmente ligado al dinero en metálico. Por lo que tal como mantienen diversos expertos, el dinero efectivo y por lo tanto los cajeros están condenados a desaparecer. Sin embargo en España, no se augura un fin a corto plazo para el cajero automático ya que según el Banco de España hubo un aumento del 1,38% interanual en el número de operaciones de retirada de efectivo.

Última actualización: 21 de Julio del 2017