Comparativa Productos

Utilidades
Otros

La clasificación por colores según el riesgo de las inversiones del CNMV
11 de septiembre del 2014 a las 10:49

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) pondrá en marcha un código de 5 colores para distinguir el nivel de riesgo y complejidad de los productos financieros, al estilo del certificado energético de las viviendas.

Este sistema permitirá a los inversores minoristas puedan determinar de un sólo vistazo el riesgo o la complejidad de un producto financiero y también compararlos.

¿Cómo será el código de colores?

Todos los productos de inversión se clasificará según su riesgo en un sistema de 5 colores.

De menos a más riesgo:

  • Verde oscuro: Clase A. Son inversiones en euros y garantizan la devolución del capital en un plazo igual o inferior a 3 años; el emisor debe contar con una calificación crediticia igual o superior a la de España.
  • Verde claro: Clase B. Inversiones en euros con vencimiento de hasta 10 años y calificación crediticia de “grado de inversión” y también a instrumentos en divisas distintas del euro, con un plazo igual o inferior a 3 años y una calificación crediticia de al menos “grado de inversión”.
  • Amarillo: Clase C. Inversiones que garantizan la recuperación del total del capital invertido en un plazo de 10 años, del 90% en un plazo igual o inferior a 3 años y también en divisas con compromiso de recuperar el capital invertido a más de 3 años. Deben de contar con un rating de al menos “grado de inversión”.
  • Naranja: Clase D. Cualquier otro tipo de producto financiero que no sean derivados.
  • Rojo: Clase E. Derivados, es decir, aquellos cuyo valor de cotización se basa en el precio de otro activo.

¿Alguna indicación más?

Sí, aparte de los colores, cada producto financiero incorporará unos iconos indicando la mayor o menor liquidez del producto y su grado de dificultad.

  • Candados: Podrá llevar 1 o 2 candados dependiendo de si es más líquido o no.
  • Exclamaciones: 1 o 2 exclamaciones para indicar si es poco o muy complejo el producto respectivamente.

Finalmente, los productos aún más complejos, llevarán una advertencia expresa de la CNMV sobre su no idoneidad para inversores no profesionales.

Dentro de estos productos podemos citas los bonos contingentes convertibles (cocos), deuda estructurada, CFD o contratos por diferencia, ‘swaps‘ o permutas, y derivados en mercado OTC o no regulados.

Última actualización: 09 de Diciembre del 2016