Comparativa Productos

Utilidades
Otros

Protocolo del Popular para tratar a los accionistas enfadados que han per...
15 de junio del 2017 a las 10:20

Tras la venta del Banco Popular al Banco Santander por 1 sólo Euro, unos 300.000 accionistas del banco han perdido el 100% de su dinero invertido y ha provocado una avalancha de clientes que acuden a las oficinas para pedir explicaciones.

Mucho de estos clientes están enfurecidos o se sienten engañados y generan situaciones de riesgo para los empleados.

Para evitar que sus empleados corran algún peligro ante determinados episodios de violencia, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la entidad ha enviado a la plantilla un protocolo de actuación “dadas las especiales circunstancias que concurren en la actualidad”.

Son 10 puntos que aconsejan a los empleados a llevar a cabo en estas situaciones:

  1. Prestar atención a la comunicación no verbal como el tono de voz excesivamente alto, movimientos nerviosos, tensión en el rostro, mirada de ira, respiración rápida, braceos y/o puños cerrados.
  2. Estar preparados para identificar estas situaciones.
  3. Mantener una distancia prudencial sobre la persona que muestra hostilidad equivalente a la longitud del brazo.
  4. No responder a las provocaciones, amenazas e insultos.
  5. Dirigirse a la persona con amabilidad y sin elevar el tono.
  6. Hacer una escucha activa, atenta y respetuosa.
  7. Explicar que la medida ha sido impuesta por el FROB y por el BCE, por lo que no está en nuestra mano el actuar frente a dicha situación.
  8. Dirigirlos a la Oficina del Accionista.
  9. Si la tensión va en aumento llamar al 112.
  10. Contactar con Recursos Humanos para otro tipo de asistencias como servicios jurídicos e infraestructuras de seguridad.

El Banco Santander analizará todas las situaciones para ver qué soluciones se pueden tomar con los pequeños accionistas que son clientes del banco y que fueron a la ampliación de capital de Popular de hace un año.

Los responsables del banco han decidido que solo recompensarán a los que suscribieron la oferta pública y mantuvieron las acciones hasta el último día previo a la intervención en la madrugada del miércoles. Es decir, los que no vendieron los títulos hasta el mismo 6 de junio.

Santander no ha decidido qué va a ofrecer a los damnificados, pero presumiblemente será un producto de renta fija a largo plazo, con una rentabilidad baja, pero por encima de precio actual del dinero.

Última actualización: 18 de Agosto del 2017