Comparativa Productos
Desplegar/Replegar Menú

Utilidades
Otros

20 de noviembre del 2013 a las 9:44 (EuropaPress)

Telefónica ha cerrado una emisión de obligaciones perpetuas subordinadas por un importe nominal de 600 millones de libras esterlinas (unos 714,8 millones de euros) y amortizable a partir del séptimo aniversario de la fecha de emisión, según ha informado la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Fuentes de la compañía han explicado que dicha operación se engloba dentro de la estructura de financiación diseñada para la compra de la filial de KPN en Alemania, E-Plu, y está en consonancia con la “prudente” política financiera de Telefónica, que le permite mantener unos “cómodos” niveles de liquidez.

En concreto, el precio de emisión se ha fijado en el 100% de su valor nominal y las obligaciones devengarán con un interés fijo del 6,75% anual desde la fecha de emisión hasta el 26 de noviembre de 2020.

Las obligaciones de esta operación, dirigida exclusivamente a inversores cualificados, está previsto que negocien en la bolsa de Londres. La suscripción y desembolso de las misma tendrá lugar en la fecha de cierre, prevista para el día 26 de noviembre de 2013.

La operación ha sido sobresuscrita en más de ocho veces, con un libro de órdenes superior a los 5.000 millones (unos 5.900 millones de euros) y contó con la participación de casi 450 inversores, de los cuales un 95% eran internacionales, según las fuentes.

Se trata del mayor libro de órdenes en deuda senior y subordinada en libras por parte de un inversión en 2013, han explicado las fuentes.

La firma ha indicado que, a partir del 26 de noviembre de 2020, inclusive, la obligaciones devengarán un interés fijo igual al tipo ‘swap’ a 5 años aplicable y reajustable cada cinco años más un margen del 4,458% anual desde el 26 de noviembre de 2020 hasta el 26 de noviembre de 2025; del 4,708% anual desde el 26 de noviembre de 2025 hasta el 26 de noviembre de 2040; y del 5,458% anual desde el 26 de noviembre de 2040.

Telefónica ha precisado que las obligaciones tendrán un importe nominal unitario de 100.000 libras esterlinas (119.000 euros) y  tendrán carácter perpetuo, si bien serán amortizables a opción del emisor a partir del séptimo aniversario de la fecha de emisión y en cualquier momento en caso de que ocurran determinados supuestos previstos en los términos y condiciones de las obligaciones.

Además, el emisor podrá diferir el pago de los intereses devengados por las obligaciones, sin que ello suponga un supuesto de incumplimiento. Este interés diferido devengará a su vez en intereses y se pagará a opción del emisor en cualquier momento o con carácter obligatorio en determinados supuestos previstos en las condiciones del contrato.

Con esta operación, Telefónica ha completado en lo que va de año financiación por un importe cercano a los 12.000 millones de euros equivalentes a través de diferentes productos, divisas y compañías.

Última actualización: 09 de Diciembre del 2016