Comparativa Productos

Utilidades
Otros

La quita del banco de Chipre no afectó al 100% de los depósitos no garant...
30 de julio del 2013 a las 13:03

La solución que dieron para Europa diese dinero para el rescate bancario de Chipre fue aplicar quitas a los depósitos no garantizados, es decir los depósitos de más de 100.000 euros.

Sin embargo, hasta hace 2 días, no se supo exactamente cuál sería el porcentaje de esta quita, cuando el Banco Central de Chipre informó al Gobierno de su decisión sobre el caso de Bank of Cyprus.

Lo que harán será convertir el 47,5% de los depósitos no cubiertos en acciones de la entidad, que es algo inferior a la quita inicial que era del 60%.

¿Qué ocurrió con los depósitos garantizados?

La solución dada al problema de Chipre respetó lo básico del sistema financiero, los depósitos por debajo de los 100.000 euros no se vieron afectados (lo garantizado por el FGD), por lo que el FGD salió indemne de esa situación.

¿Por qué fue bueno esa solución?

Fue bueno, porque se respetó lo básico del sistema financiero, la garantía de los depósitos cubiertos por el FGD, algo sagrado e inviolable. La base de la confianza de los ahorradores en el sistema financiero.

Esta garantía fue defendido por los principales actores y responsables del sistema financiero europeo y parecía que había caído en saco roto.

La inmunidad de los depósitos, al menos lo cubierto por el FGD que se había convertido en moneda de cambio al final no fue así.

Desde la crisis de Chipre la UE ha fijado una directiva en la que se establece una orden de prelación para las quitas en caso de un nuevo rescata bancario:

  1. Capital: Cuotas participativas y acciones.
  2. Deuda junior: Participaciones preferentes, deuda subordinada…
  3. Deuda senior y depósitos no garantizados de grandes empresas
  4. Depósitos de más de 100.000 euros que no pertenezcan a pymes o particulares
  5. Depósitos de más de 100.000 euros de pymes y particulares
  6. Cédulas hipotecarias.

Además, la nueva directa obligará a los bancos a presentar un plan sólido de reestructuración o liquidación y a recurrir a los accionistas y tenedores de deuda júnior antes de solicitar inyecciones de capital del Estado o medidas de protección de activos.

De esta manera se impedirá inyectar dinero público en bancos sin viabilidad futura, en tal caso se procederá a la liquidación de dicha entidad aún en contra de la opinión del Gobierno del país miembro al que pertenezca dicha entidad.

¿Qué significa todo esto?

Para los ahorradores es una buena noticia, ya que deja claro que se garantiza los depósitos de hasta 100.000 euros por entidad y persona cubiertos por el FGD.

Los depósitos de particulares y pymes que superen los 100.000 euros tienen una garantía adicional, ya que ante la posible quiebra/rescate de dicha entidad, no tendrán que asumir pérdidas hasta que no lo hagan los accionistas, preferentistas, bonistas y todos los depositantes que no sean particulares y pymes.

Última actualización: 20 de Junio del 2019