Comparativa Productos
Desplegar/Replegar Menú

Utilidades
Otros

Países Bajos recupera la triple AAA, ¿y el resto de los países?
23 de noviembre del 2015 a las 10:45

Standard & Poor’s ha subido la nota de solvencia a largo plazo de la deuda soberana de Países Bajos, que recupera AAA desde AA+ gracias a una recuperación de la economía más fuerte de lo esperado.

La administración de este país había perdido esta máxima nota hace 2 años por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

De esta forma, ahora cuenta con la máxima calificación que lo otorga las 3 agencias de calificación.

Países Bajos es uno de los 10 países del mundo que tiene la Triple A de las 3 agencias.

España se encuentra en las posiciones 30 a 40 según la valoración de cada una de las 3 agencias. Se encuentra en niveles de México o Italia.

Ratings Fitch a largo plazo:

AAA: Máxima seguridad.
AA: Seguridad muy alta.
A: Gran capacidad de solvencia y bajo riesgo de crédito.
BBB: Alta solvencia, aunque es más sensible a cambios adversos en la coyuntura económica.
BB: Solvencia garantizada, aunque existen ciertos riesgos de impago.
B: La solvencia del emisor es muy justa, una deuda que puede llegar a incurrir en impagos.
CCC: Las probabilidades de impago es alta.
CC: Las probabilidades de impago es muy alta.
C: El impago de intereses o del principal es inminente.
RD: El emisor ha dejado de pagar alguno de los pagos vencidos, pero no de todas sus emisiones de deuda.
D: Deuda con impagos de intereses y principal.

Ratings Fitch a corto plazo:

F1: Máxima seguridad de pago. Puede llevar un (+) para indicar una gran solvencia.
F2: Seguridad muy alta y riesgo de impago muy bajo.
F3: Seguridad alta, aunque ante eventos desfavorables podría tener dificultades.
B: Capacidad muy justa para hacer frente a sus obligaciones y hay que vigilar a su evolución, ya que podría tener problemas.
C: Las posibilidades de impagos son altas.
D: Emisores o emisiones con impagos.

Ratings Moody’s:

Aaa: Alta calidad, grado más pequeño de riesgo.
Aa1, Aa2, Aa3: Alta calidad, con “riesgo de crédito muy bajo, pero su susceptibilidad a los riesgos a largo plazo parece un poco mayor
A1, A2, A3: Calidad medio-alto, sujeto a bajo riesgo crediticio, pero que tienen elementos” actuales que sugieren una susceptibilidad de deterioro a largo plazo.
Baa1, Baa2, Baa3: Moderado riesgo de crédito.
Ba1, Ba2, Ba3: Calidad de crédito cuestionable.
B1, B2, B3: Alto riesgo crediticio
Caa1, Caa2, Caa3: Riesgo de crédito muy alto
Ca: Altamente especulativas”, y estan “por lo general en incumplimiento con sus obligaciones de depósito.
C: La clase más baja de los bonos y están típicamente en incumplimiento, y la potencial recuperación es baja.

Ratings S&P:

AAA La más alta calificación de una compañía, fiable y estable.
AA Compañías de gran calidad, muy estables y de bajo riesgo.
A Compañías a las que la situación económica puede afectar a la financiación.
BBB Compañías de nivel medio que se encuentran en buena situación en el momento de ser calificadas.
BB Muy propensas a los cambios económicos
B La situación financiera sufre variaciones notables.
CCC Vulnerable en el momento y muy dependiente de la situación económica
CC Muy vulnerable, alto nivel especulativo.
C extremadamente vulnerable con riesgo de impagos.
A-1 El obligado tiene plena capacidad para responder del débito.
A-2 El obligado tiene capacidad para responder del débito aunque el bono es susceptible de variar frente a situaciones económicas adversas.
A-3 Las situaciones económicas adversas pueden condicionar la capacidad de respuesta del obligado.
B Importante nivel especulativo.
C Muy especulativo y de dudosa capacidad de respuesta del obligado.
D De imposible cobro.

Última actualización: 25 de Julio del 2017