Comparativa Productos

Utilidades
Otros

Tribunal de Apelación quita la "ficha bancaria" a Vivier&Co con depósitos...
20 de junio del 2016 a las 10:03

El Tribunal de Apelación revocó la sentencia del Tribunal Supremo que permitió que Vivier&Co siguiera teniendo “ficha bancaria” en Nueva Zelanda (NZ) el pasado mes de Mayo.

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Timothy Brewer, que había dado razón a Luigi Wewege, CEO de Vivier&Co para que la entidad siguiera dado de alta en la lista de Proveedores de Servicios Financieros (FSPR) de NZ en contra de la decisión de FMA, ha sido desautorizado por el Tribunal de Apelación formado por los jueces Anthony Randerson, Helen Winkelmann y Stephen Kos.

Dicho tribunal condena a Vivier&Co a pagar incluso las costas de la FMA (ver sentencia aquí).

Vivier&Co, que sigue estando registrado como una empresa de Nueva Zelanda, dice que puede seguir prestando servicios como lo ha hecho anteriormente a pesar de que ya no va a ser un proveedor de servicios financieros registrada NZ, según indica en un artículo de www.interest.co.nz.

Ahora entendemos algo del lanzamiento del VivierBank, el pasado mes de Mayo. Esta nueva entidad ligada a Vivier&Co y registrado en la República de Gambia.

Antecedentes

La FMA, eliminó del Registro de FSPR el pasado mes de Julio de 2015 a Vivier&Co, entre otras 100 entidades.

El Juez del Tribunal Supremo Timothy Brewer sentenció a favor de Vivier&Co en el mes de Septiembre y que ahora ha sido revocado por el Tribunal de Apelación.

Según relata en en un artítulo de www.nbr.co.nz, la FMA consideraban que estas empresas fantasma (entre ellas Vivier&CO) utilizaban la reputación del gobierno de Nueva Zelanda y el regulador para darse credibilidad.

La FMA actuó después de que se publicara un artículo en www.interest.co.nz en el que relacionaba Vivier&Co con uno de los mayores fraudes fiscales de Gran Bretaña, dañando de esta forma, la imagen del regulador neozelandés, sin embargo no incluyó esta razón entre los motivos de la cancelación del registro.

La FMA motivó la cancelación de la lista de FSPR a Vivier&Co porque no encontró ningún indicio de que la entidad proporcionara los servicios financieros en Nueva Zelanda que la entidad indica.

Mucho cuidado, alto, altísimo riesgo

Los depósitos de Vivier&Co son de alta rentabilidad, pero con un RIESGO MUY ALTO. El dinero estará seguro siempre que Vivier&Co no quiebre (y no digo que vaya a quebrar). Si quiebra, no hay nada más detrás, sólo un seguro de 10 millones de NZD (menos de 6.000.000€).

Países como Chipre con FGD, cuando ha sido intervenido sus bancos, parte del dinero de los depositantes se perdieron y eso que el FGD garantiza 100.000€ por persona y entidad. Multiplica los clientes por 100.000€ y verás la cifra astronómica que sale.

Sinceramente, si pongo mis ahorros en Vivier&Co, no me sentiría nada seguro. No porque se trate de Vivier&Co sino de cualquier entidad de Nueva Zelanda o Australia o Japón…

Una de las máximas del inversor es: “no inviertas en nada que no conozcas”, y lamentablemente conocemos poco de los bancos extranjeros, de la situación de sus países. De hecho, todo este tema de FMA vs Vivier&Co lo hemos sabido una vez pasado todo.

Los depósitos de Vivier&Co son de muy alta rentabilidad, más del 5% TAE, a cambio, asumir el alto, altísimo riesgo o el alto desconocimiento de su situación y sin FGD.

NOTA: Nos acusa usuarios de rankia.com por publicar los depósitos de Vivier&Co y que nos beneficiamos por publicidad encubierta.

1. Nosotros publicamos todo lo que existe en el mercado, con sus bondades y sus defectos. Si existe un depósito de alta rentabilidad, se publica. Si el depósito es de un banco poco solvente, se publica y lo avisamos.

Si filtráramos por lo poco solvente de un banco o por lo sospechoso que puede ser un banco, estos años de atrás, la inmensa mayoría de los depósitos de los bancos no habrían aparecido en nuestras listas.

Incluso también publicamos información sobre las preferentes, los pagarés de Nueva Rumasa, y acto seguido avisamos del alto riesgo y que finalmente se ha demostrado que eran un timo.

Creemos que cuanto más esté informado nuestros usuarios, mejores decisiones pueden tomar. Ocultar productos lo único que se consigue es que haya gente que no sepan nada de estos productos y si alguno los encuentran, se crean que buenos productos sin información de sus defectos.

2. Que nos lucramos por publicar los depósitos de Vivier&Co, es un chiste. Nuestros ingresos proviene exclusivamente de Google Adsense.

Nos hace gracia que esa acusación provenga de esta web, donde sus responsables, el pasado mes de “julio de 2015” tuvieron intercambio de emails con Beatriz Prieto, Colaboradora del Gerente Regional de Europa Occidental para que le elaborara la descripción de los depósitos de Vivier&Co y que el banco nos hizo llegar para que lo publiquemos.

Además en dichos emails, los responsables, hablan de una factura que les han enviado a Vivier&co y que confirman que ya les había pagado.

La factura no lo tenemos, pero sí que nos envió una captura de la campaña publicitaria que Rankia le hizo en su día con “visibilidad en todos los países” donde está presente dicha web.:

Estos emais eran firmados por “Joan Buigue”, “Miguel Arias” y “Enrique Valls Grau”.

NOTA DE AGRADECIMIENTO:
Agradecemos a quarter, de inverforo, por avisarnos de este hecho por el que hemos tenido la oportunidad de defendernos con estas líneas de las acusaciones.

1 Comentario
  • por Thomas Daly, Managing Director de Vivier&Co 22 junio, 2016 a las 10:20

    Estimados Srs.:

    Me complace tener esta oportunidad para dirigirme a la noticia publicada ayer en su valioso sitio web acerca de la reciente decisión del Tribunal de Apelaciones de Nueva Zelanda de revocar el fallo del año pasado del Tribunal Superior a favor de Vivier & Co.

    En primer lugar, es importante decir que Vivier & Co rechaza totalmente el razonamiento jurídico por el que el Tribunal de Apelaciones llegó a hacer la decisión que hizo el mes pasado, un rechazo compartido por abogados neozelandeses de mucha experiencia y conocimiento en temas de regulación gubernamental de empresas financieras. Creemos que dicho razonamiento es fundamentalmente erróneo.

    En segundo lugar, informarles que tras el asesoramiento jurídico recibido de nuestro equipo de abogados y por otros más después del fallo del Tribunal, la junta directiva de nuestra empresa exploró detenidamente la posibilidad de recurrir el mismo al Tribunal Supremo de Nueva Zelanda. Lógicamente, la presentación de una apelación ante el tribunal más alto del país conlleva costes económicos, tiempo, dedicación y la diversión de muchas horas de trabajo de una plantilla de personal esencialmente requerida para realizar las funciones clave de la empresa sin distracciones. Tras unas semanas de profunda reflexión sobre la cuestión de recurrir o no y las implicaciones para las funciones clave de la empresa de una decisión de proceder con una apelación, dicha junta llegó a la conclusión que el mejor interés de la compañía dictaba que no recurriese. Esta conclusión no significa en grado alguno que la junta de Vivier & Co no creyese en su propia causa o en la legitimidad de los argumentos jurídicos que hubiese empleado ante el Tribunal Supremo, sino que por razones pragmáticas y en el interés de nuestros valiosos clientes, que son una fuente de aliento para afrontar las dificultades que nos surgen a menudo, era mejor no proceder a recurrir.

    En tercer lugar, destacar que la decisión de Vivier & Co de no recurrir ha sido reivindicada por nadie menos que la propia Autoridad de los Mercados Financieros de Nueva Zelanda (‘la FMA’), que ha escrito a Vivier & Co para confirmar que la empresa está libre de continuar sus actividades financieras en Nueva Zelanda igual que antes del fallo del Tribunal de Apelaciones. Sí, eso lo ha leído correctamente. El mismo organismo que hizo tanto por eliminar a Vivier & Co del Registro de Proveedores de Servicios Financieros de Nueva Zelanda, con un coste público significativo, ha sido el que nos ha notificado oficialmente que podemos continuar a operar, que no hace falta que nuestra empresa esté registrada y, para colmo, que ni tampoco hacía falta que estuviera registrada durante los últimos años. Es decir, que lo único que ha conseguido la FMA es (1) que se nos diera de baja de un registro en el que nunca teníamos que estar dada de alta y (2) que se nos diera mucha publicidad gratuitamente, por la que le expresamos nuestra más sincera gratitud.

    Aparte de lo antes mencionado, aprovecho la ocasión para indicarles unas imprecisiones que he encontrado en su reciente reportaje sobre Vivier & Co:

    1. 1. A pesar de los esfuerzos de la FMA de tachar a Vivier & Co como una empresa fantasma, igual que hizo en 2015 a un cierto número de empresas que intentó eliminar del Registro de Proveedores de Servicios Financieros, Vivier & Co siempre ha rechazado contundentemente esa calificación y defendido su condición de empresa con pleno funcionamiento desde su centro de operaciones en Auckland, Nueva Zelanda, de tal manera que nunca podría calificarse de empresa fantasma ni mucho menos. El hecho de que nuestra empresa tenga representantes repartidos por los cinco continentes nunca podía y nunca puede quitarle a Auckland la importancia que tiene desde el punto de vista operativa de nuestra empresa, más bien, es indicativo del alcance global que ha conseguido tener Vivier & Co por todo el mundo a pesar de los intentos de la FMA de agruparnos con otras empresas que sin duda utilizaban el nombre de Nueva Zelanda como una bandera de conveniencia. Para que conste, sigue Vivier & Co ejerciendo sus más vitales funciones desde Auckland, Nueva Zelanda.

    2. 2. Para que quede bien claro una vez por todas: Vivier & Co nunca tuvo y no tiene ningún vínculo con ningún fraude fiscal, ni en Gran Bretaña ni en ninguna otra parte. El artículo del sitio web neozelandés a que hacen Uds. alusión es fundamentalmente defectuoso por la siguiente razón, la que demuestra la falta de experiencia y de capacidad investigativa del periodista que lo escribió que sin duda copió la noticia de otra parte: el caso es que la empresa que cometió el fraude no era Vivier & Co; que el fraude fue investigado por las autoridades y fuerzas policiales de Gran Bretaña; que la investigación llegó a identificar a un individuo relacionado con el fraude; que tal individuo fue procesado y condenado a prisión, cuando las autoridades decidieron cerrar el caso contra el individuo y contra la empresa implicada en el fraude; que las autoridades fiscales de Gran Bretaña, después de recobrar cuanto pudieran del dinero defraudado, hizo la decisión de poner en venta la empresa que había sido sujeta a la investigación; que Vivier & Co adquirió dicha empresa, libre de toda mancha delictiva y de toda carga pecuniaria. Después, unos llamados periodistas, de una cierta índole, querrían establecer un vínculo, que no existía, entre el fraude perpetrado y Vivier & Co. Como ha quedado explicado, tal vínculo ha sido una fantasía creada por personas que no tienen interés en los verdaderos hechos.

    Por último, en respuesta a sus comentarios sobre el alto riesgo de invertir en Vivier & Co, permítanme invitarles a tener la experiencia de abrir una cuenta con nosotros con nada más de 6.000 €, tan poca cantidad de dinero que ni la echaría en falta si, que Dios no permita, quebrara la empresa, lo cual es poco probable. Con esta mínima cantidad, evitarían pagar cualquier tipo de comisión u otra carga, ya que el mantenimiento de la cuenta sería gratis y le reembolsaríamos cualquier pago que le cargara su banco para la transferencia de los 6.000 € a Vivier & Co. Además, el reembolso de su dinero a su cuenta en España correría a nuestro cargo. Podrían ver cómo pagamos los intereses brutos cada semestre, cómo puede crecer su depósito si los intereses se reintegran al mismo y podrían conocer de primera mano lo fácil que es abrir una cuenta con nosotros, para poder describírselo a sus muchos lectores. Por favor, no duden en contactar conmigo, o directamente con la sede en Nueva Zelanda, si les intriga hacer esta interesante prueba.

    Ruego tengan la bondad de publicar esta respuesta a su reciente reportaje sobre Vivier & Co para el beneficio de todos los prestigiosos lectores de su renombrado sitio web.

    Como siempre, muchísimas gracias de antemano por su cortesía y amabilidad.

    Un saludo cordial,

    Thomas Daly

¿Comentarios?

Última actualización: 23 de Septiembre del 2017